¿Sabes qué es una buddymoon? Tras su enlace, Jennifer Aniston y Justin Theroux decidieron irse de luna de miel con algunos amigos y automáticamente esta modalidad de viaje de novios se convirtió en tendencia.

Lo cierto es que la luna de miel guardaba todo su sentido cuando esta se trataba del primer viaje que realizaban juntos los novios, pero esto ya no es así en la gran mayoría de los casos. De este modo resulta menos descabellada esta posibilidad: ¿nos vamos de luna de miel con nuestros amigos?

En inglés, la palabra buddy significa amigos de forma coloquial, algo así como colegas, o compañeros; el otro término, moon, luna en español, se mantiene invariable. Pero esta no es la única variedad de luna de miel que traen las parejas jóvenes en estos nuevos tiempos. ¿Las conoces todas?

luna miel honeymoon alfardos

Engagementmoon

Estrictamente esta no es una luna de miel, aunque todo haga que lo parezca. Se trata de un viaje de ensueño con un gran propósito: lanzar la pregunta más importante de tu vida (y esperar la respuesta más importante de tu vida). Las lunas de compromiso tienen como objetivo de hacer que este momento sea recordado de forma muy especial y asegurarte de que nada enturbie la experiencia.

Minimoon

La rutina laboral, el calendario repleto de compromisos, y en definitiva, la vida acelerada y sin casi capacidad de anticipación y planificación que hoy se impone, hacen de estas escapadas exprés una de las opciones más comunes. Las minimoons son lunas de miel de un corto periodo de tiempo, pero con los mismos lujos y detalles que una tradicional. Y también el mismo amor.

Maximoon

En el otro extremo, muchas parejas de recién casados que quieren aprovechar los últimos momentos antes de ser padres o embarcarse en una hipoteca optan por realizar un gran viaje juntos. Este, que puede prolongarse desde un mes hasta un año, es ese gran viaje que recordarán mientras no puedan permitirse tantas libertades.

Babymoon

Las babymooons suelen seguir también a los enlaces, pero en este caso los recién casados comparten su protagonismo con otra persona. Son de viajes destinados a los futuros padres, especialmente pensados para que la mujer se relaje, descanse y se cuide como no lo podrá hacer hasta muchos años después… De este modo, ambos recargarán sus pilas con toda la energía que necesitarán para recibir a su bebé.

Familymoon

¿Y si los niños ya están en el mundo cuando se produce la boda? Por múltiples motivos, son muchos los padres que deciden dar el paso una vez que han comenzado a crear su familia, pero eso no significa que prescindir de una merecida escapada. ¿Cómo? Incluyendo a los más pequeños en sus planes viajeros.

Adventuremoon

Más allá del descanso y las experiencias lujosas, son cada vez más los que prefieren vivir una aventura. No hace falta ser Indiana Jones para elegir este tipo de lunas de miel: tan solo consiste en experimentar nuevas vivencias y retos que logren sacarte de esa zona de confort donde te encuentras tan cómodo, y hacerlo junto a tu pareja.